Siempre tendremos algo que contar...